Vea la respuesta a la pregunta previa. Siempre se puede presentar un pedimento, pero el tribunal frecuentemente no otorga estos pedimentos. Una opinión formal requiere que el juez y su personal dediquen más tiempo para elaborarla y comprobar que no haya errores técnicos. Aunque los jueces siempre están seguros de que el resultado es correcto, tanto si la opinión va a ser publicada o no, una vez que han tomado la decisión de emitir una opinión no publicada, se les debe presentar razones de peso para que la cambien a una opinión publicada, lo cual implicaría probablemente mucho más trabajo.