No. Desafortunadamente, el tribunal no tiene actualmente un sistema de presentación de escritos por medios electrónicos. Si el presupuesto y los recursos lo permiten, el tribunal podrá hacer la transición en un futuro a la presentación de escritos por medios electrónicos.